De perro a poeta
No me atan
a las farolas
no me atan
a las piedras
mi mente vuela
hoy tras una letra
es redonda y breve.
En pensar
como destilar
gota a gota
la contemplación cotidiana
verla rodar por los filos
de las lenguas
y en la curva de los espejos,
los ruidos del insomnio
y las visiones de nirvana
apretar los ojos
hasta parecer dormido
taciturno como un contable
y tranquilo como una malva,
En otro mundo
En otro cesto
En una vida
Que se escapa.
A %d blogueros les gusta esto: