El tiempo pasa por ritmos extraños

El tiempo pasa por ritmos
extraños,
entre marañas de cables
y conectores imposibles.
Pocas veces ocurren
milagros digitales,
las subidas de tensión
parecen ser portadores
de estrellas fugaces.

La vida afuera
se expone bajo la luz,
Escondiéndose
de el lenguaje,
y las personas.

Hace tiempo
se borró de la memoria
por accidente…quizás
La carnalidad
Y el aroma ,
El calor y la calma
En su lugar
Un camino de árboles
Virtuales
Pulsantes
Que conducen
A los cementerios
de banners
Anunciando:
Carne,
Pecado,
Olvido,
con el precio
colgado.
Entre cadáveres
exquisitos.
Ya no hay voz,
por qué no preocupa
El lenguaje.

El tiempo pasa por ritmos extraños es un poema de los que puedes encontrar en Cuentos cotidianos para niños malos en Facebook.

 

A %d blogueros les gusta esto: