Cuando cayó en mis manos me sorprendí, la primera cámara analógica que consigo y su tamaño es impresionante y el formato cuadrado me pareció un deja vú de instagram,  no ayudaba mucho a entenderla el tener a su lado la DSLR y la mitaba de reojo con un pequeño “no te enfades conmigo, no es competencia para ti”.
Desembalandola flipaba era como otro aparato, de pequeña había manejado cámaras, automaticas y algunos experimentos con las telémetricas pero no acababan de gustarme… me encanta la fotografia y pensé que de expectadora se me daría mejor.
Tras mandarle emocianada las fotos a Sergio de la caja de como estaba embalada… vamos que muy bien de la cabeza no ando! tenía que recoger la cámara con alas y quién mejor que el que tiene una para explicarme como funciona!, en breve haré una serie de tutoriales para explicar el funcionamiento y para dar consejos, porque yo soy muy como decirlo empírica y todo me pasa sea bueno o malo, así que aprender de las meteduras de pata ajenas también vale.

A %d blogueros les gusta esto: