Hace años ya intentaba escribir poesía o al menos leerla, pero la verdad era difícil que alguien la publicara era un reducto oculto y secreto de adolescentes y gente maldita, creo que a veces nos miraban de lado como si fuésemos seres incompletos incapaces de leer un libro entero, Un día hablando con Diana Álvarez decía que la poesía era la hermana pobre, la hermana putilla de las matemáticas…toda la razón del mundo.

Últimamente existe una nueva generación recuperando la poesía, acercándola a la calle a las personas de a pie, sin tirarla por el suelo, quitandola el corsé de la métrica y no atendiendo a sonetos ni romances, ahora es poesía desnuda que se apoya en la puntuación de lo necesario, de los espacios entre el vacío, ya no necesita argumentos trascendentales la vida en sí es lo que trasciende a través del lenguaje.

Ahora prosaica a veces y necesaria como una lista de la compra, con los justo para sobrevivir entre Títanes de supermercado con 400 páginas, asoma en el asfalto, en las paredes gracias a Neorrabioso, los post-it anunciando algo bello en una farola, internet se llena  de grupos de poetas que inundan facebook, incluso Tumblr ha dedicado una sección de poesía en su buscador de blogs apuntan a que la poesía pisa fuerte entre las turbulentas aguas de la web, se vuelve a poner en práctica el principio de que es mas fácil la maniobra de una barca que la de un porta aviones en la enorme vorágine de información que nos ciega un segundo hasta el siguiente click, dónde importa mas el título que el contenido por qué  a mas de 140 caracteres ya se puede considerar casi relato.

La poesía ha sufrido un momento de catarsis como todas las artes en algún momento, en el que su evolución parece pararse en un minuto en el cuál “está todo dicho” y “todo está inventado” sufre su decadencia y muerte para resurgir en otra forma reinventada y distinta. Ha encontrado un escaparate de lujo entre las redes sociales y los blogs dónde parece estar cómoda a falta de papel.

El paso del papel a la pantalla (no voy a entrar en debate) ha sido decisivo para bien y para mal, pero cuántas personas no leían ni siquiera un poema al año y ahora mal que bien hay que ser muy cerrado para que al menos no te pares a pensar en cuatro o seis versos que aparecen en medio de la cascada de facebook es inevitable no pararse a leer algo de David Abad, Diana Álvarez, y muchos más (podéis nombrar mas en los comentarios, encantada los incluyo).

Iniciativas raras de poesía que voy encontrando…. ah, no pongo de que van que si no no las mira nadie…

Los poemas ocultos

Uut poetry,

 

A %d blogueros les gusta esto: